Bartomeu, jefe del Barcelona, en libertad un día después de su detención

El ex presidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu fue liberado el martes, dijo un tribunal de Barcelona, un día después de ser detenido en una investigación relacionada con acusaciones de gestión inadecuada y corrupción empresarial.

El comunicado dice que Bartomeu, presidente entre 2014 y 2020, y su ex asesor Jaume Masferrer, se han acogido a su derecho a no declarar en el juzgado y el juez ha acordado su libertad provisional.

Bartomeu estaba entre las cuatro personas relacionadas con el club detenidas el lunes en lo que la policía catalana denominó “una investigación por presuntos delitos relacionados con el patrimonio y el orden socioeconómico”.

El director general del Barcelona, Óscar Grau, y el director de los servicios jurídicos, Román Gómez Ponti fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad el lunes mientras que Bartomeu y Masferrer pasaron la noche en una comisaría de Barcelona.

Las oficinas del club en su estadio Camp Nou fueron una de las cinco propiedades registradas por la policía durante la operación.

El entrenador del Barça, Ronald Koeman, dijo estar “devastado” por la noticia de La detención de Bartomeu y calificó al ex presidente, que lo contrató como entrenador en agosto, como “una persona excepcional”.

El presidente de La Liga, Javier Tebas, dijo que la detención de Bartomeu corría el riesgo de dañar la reputación de la liga española y del Barcelona, pero que no creía que tuviera un efecto duradero.
Tebas dijo que estaba preocupado por La inestabilidad institucional del Barça desde la dimisión de Bartomeu en octubre y lo dejó en manos de una comisión gestora con poderes limitados.
Pero añadió que esperaba que las cosas mejoraran una vez que eligieran un nuevo líder en las elecciones del domingo.

La investigación sobre Bartomeu y el Barcelona comenzó el pasado mes de mayo y se derivó de un informe de febrero de 2020 de la emisora de radio Cadena Ser que reveló que el club había contratado a empresas para vigilar la actividad en las redes sociales mientras Bartomeu era presidente.

El ex vicepresidente Emili Rousaud, que dimitió junto a otros cinco directivos el pasado mes de abril por este asunto, acusó al club de haber pagado un precio excesivo por los servicios.
El Barça negó “cualquier acción que pudiera calificarse de corrupción” y demandó a Rousaud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *